El sueño como motor para el rendimiento académico

Tabla de contenidos

El sueño es un proceso fisiológico misterioso y profundo, y solo algunos de los enigmas acerca de su origen, fisiología y funciones biológicas han sido esclarecidos. Siendo un proceso de vital importancia para la salud integral del ser humano, la investigación sobre su biología cada vez deja más claro que si no se duerme lo suficiente, el cerebro tendrá problemas para desempeñar sus funciones básicas, haciéndonos más temerarios, frágiles emocionalmente y menos capaces de concentrarnos.

 

¿Por qué es esencial dormir? 

Nos pasamos una tercera parte de nuestra existencia inconscientes y no hay una única explicación científica y consensuada que nos explique por qué. Sin embargo, ocupa tanto tiempo porque es esencial para la supervivencia inmediata, día a día. 

Todo el mundo tiene distintos hábitos de sueño, y los ciclos de sueño y vigilia en los animales son de una diversidad extraordinaria: las orcas hembra pueden estar desplazándose más de tres semanas sin dormir, y las aves migratorias vuelan durante semanas sin parar para reposar. En el terreno de la investigación sobre el sueño, una primera teoría sugiere que el sueño es una adaptación a la gestión del tiempo. En segundo lugar, otra teoría sostiene que el propósito principal del sueño es la consolidación de la memoria: el aprendizaje.

 

¿Qué hace exactamente el cerebro cuando dormimos? 

La función primaria del sueño es deshacerse de las conexiones neurales triviales que se han creado durante el día y «contribuir a consolidar las interferencias valiosas que se hicieron», sugiere Tononi,  médico psiquiatra y neurocientífico. 

Podríamos decir que hay vínculos invisibles durante la vigilia: mientras dormimos, el cerebro tiene que decidir qué conexiones vale la pena conservar y cuáles podemos ignorar, puesto que hay un extenso volumen de neuronas. Asimismo, filtra las percepciones cotidianas y marca las que parecen más importantes.

Así pues, el sueño tiene un rol esencial para marcar y almacenar recuerdos importantes. 

 

Para filtrar toda la variedad de datos, el sueño desarrolla 5 fases; definidas arbitrariamente por los cambios en las ondas cerebrales. Estas fases nos ayudan gestionar distintas categorías de aprendizaje y consolidarlas: un teorema matemático, una pieza musical, un examen de historia o de física, incluso un argumento confuso de una novela de Goethe.

 

Así pues, dormir no es una interferencia para el aprendizaje, al contrario: agudiza las habilidades y clarifica la memoria. ¿Que has aprendido? Pues que dormir es aprender con los ojos cerrados.

¿Quieres recibir consejos para sacar todo el potencial de tu cerebro?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe información que te ayudará a aprovechar al máximo la capacidad de tu cerebro.