Motivación infantil: ¿Cómo elogiar correctamente?

Tabla de contenidos

Decir a los niños pequeños que tienen reputación de ser inteligentes promueve que hagan trampas. Por tanto, ¿cómo llevamos una correcta motivación infantil? ¿Qué tipo de elogios debemos utilizar?

 

¿Debemos usar el elogio ‘inteligente’ para conseguir la motivación infantil?

Es habitual que los padres y los educadores usen el elogio ‘inteligente’ para motivar a los más pequeños. En este caso, el estudio “Praising Young Children for Being Smart Promotes Cheating” demuestra que ciertos elogios pueden ser contraproducentes, ya que puede provocar en ellos deshonestidad. Esta investigación examinó las consecuencias de decirles a los niños y niñas de entre 3 y 5 años que tienen reputación de ser inteligentes.

Por otro lado, en el estudio “Elogiar a los niños pequeños por ser inteligentes promueve el engaño”, publicado en Psychological Science, los preescolares que fueron elogiados por ser inteligentes fueron más propensos a hacer trampas frente a aquellos a los que se elogió por hacer “bien” una tarea en particular. Posteriormente, esto fue confirmado también por el estudio “Decirle a los niños pequeños que tienen reputación de ser inteligentes promueve el engaño”, publicado en Developmental Science.

 

Resultados del primer estudio

En el primer estudio mencionado, se pidió a niños de tres y cinco años que jugaran a un juego de adivinanzas.

Cuando los niños lo hicieron bien, se los elogió de dos maneras: la mitad de los niños fue elogiada por ser inteligente (esto es, “¡Qué inteligente eres!”), mientras que la otra mitad fue elogiada por su rendimiento (esto es, “¡Qué bien lo has hecho esta vez!”).

Después de elogiarlos, los niños continuaron jugando al mismo juego y los investigadores abandonaron la habitación, no sin antes pedirles a los niños que prometieran no hacer trampas. Su comportamiento fue monitoreado por una cámara oculta.

Los resultados muestran que, a pesar de la ligera diferencia entre las dos maneras de elogiar, los niños que fueron elogiados por ser inteligentes actuaron más deshonestamente (60%) que los niños que habían sido elogiados por su desempeño en ese juego específico (40%). Los resultados fueron los mismos para ambas edades.

 

Resultados del segundo estudio

En el segundo estudio, los investigadores le dijeron a la mitad de los niños que tenían “reputación de ser inteligentes”. Los efectos fueron exactamente los mismos. Llama la atención de este estudio en concreto que los niños fueron incluso más deshonestos si la persona que les elogió fue la misma presente en la continuación del juego.

 

¿Por qué los elogios promueven la deshonestidad?

Lo cierto es que ser inteligente genera expectativas (una reputación que mantener), y presión. En cambio, si elogiamos a un niño porque lo ha hecho bien en una ocasión no implica que lo haya de hacer siempre bien, no siente la presión de tener constancia en el éxito.

Si entramos en ver las diferencias por sexo, los niños se comportaron de forma más deshonesta que las niñas. Esto es consistente con lo que confirman los estudios hechos a sujetos de cualquier edad: los hombres mienten más que las mujeres. Sin embargo, aún no se ha demostrado por qué ocurre esto: ¿es por motivos genéticos, evolutivos o educacionales?

 

¿Cómo saber dar el elogio correcto para conseguir la motivación infantil?

La conclusión que hemos de extraer es que, si queremos que los elogios tengan un impacto positivo en los niños, hemos de saberles dar el elogio correcto, es decir, elogiar sus progresos (su comportamiento que ha hecho bien) y no su capacidad innata (la inteligencia). De esta manera, conseguimos que los niños se centren en seguir haciendo bien cada actividad y seguir mejorando, y no se centren en ponerse a prueba.

 

 

Sources: Li Zhao, Gail D. Heyman, Lulu Chen, Kang Lee. Praising Young Children for Being Smart Promotes Cheating. Psychological Science, 2017; 095679761772152

¿Quieres estar al día de las mejores maneras de potenciar tu cerebro?